Posteado por: diabeticosperu | 18 de agosto de 2012

Diabetes Gestacional

La diabetes gestacional ha llamado a mi teléfono en estas dos últimas semanas… dos amigas… dos embarazos… y la temida “dulzura” haciendo aparición en las pruebas… entregué con todo mi cariño la información que me pedían… y tratando de quitarles el susto de encima, mis palabras solo enfatizaron el cuidado de estos meses… el mantener el equilibrio en todo…
Agrego esta nota sobre DIABETES GESTACIONAL, dedicada a mis dos amigas Laura y Esther

La mayoría de las mujeres se dan cuenta que sufren diabetes gestacional al realizarse una prueba de tolerancia a la glucosa entre la semana 24 y 28 del embarazo. Sin embargo, es posible evitar problemas de salud graves si la futura madre se encuentra informada acerca de esta condición médica. Esto es importante ya que la diabetes gestacional podría afectar la salud tanto de la madre como la del bebé.

Una historia de diabetes gestacional
Hace 3 años, mi doctor me dijo que tenía demasiado líquido amniótico y me mando a realizarme la prueba de glucosa. Las sospechas se confirmaron con un resultado de 184 (el rango normal es de 130 a 140) Oficialmente me diagnosticaron con diabetes gestacional.

¡Fue una noticia devastadora para mí! Yo estaba desesperada por entender cómo me pudo suceder a mí. Después de todo, nunca tuve diabetes gestacional en mis dos embarazos anteriores. Yo no tenía exceso de peso, incluso para el embarazo. Mi dieta no era tan horrible. No había antecedentes de diabetes en mi familia, ni siquiera en la familia lejana. En mi negación pensé que había sido diagnosticada erróneamente, pero no fue así.

Tras la confirmación de la diabetes gestacional, me dijeron que tenia que monitorear mi nivel de azúcar cuatro veces al día: en ayunas (15 minutos después de despertarme por la mañana) y 2 horas después del desayuno, el almuerzo, y la cena. Me recomendaron que mis lecturas debían ser inferiores a 100 para el ayuno y menos de 120 dos horas después de las comidas.

Hasta ese momento pensaba que mi dieta no era tan mala, pero al tener diabetes gestacional me encontre que al comer un plato de cereal mi lectura de glucosa subia a 180. Después de comer una porción de lasaña, mi lectura dos horas después del almuerzo era de 212.

Lloré durante varios días. Investigué todo lo que pude acerca de la diabetes gestacional. A veces sentía que no podría llegar al momento del parto y me preocupaba el bienestar de mi bebé. Seguí investigando recomendaciones para la diabetes gestacional. Los días empezaron a alargarse, ya que en mi mente no estaba enfocada en el parto sino en esta horrible enfermedad.

Pensé que no podía hacerlo: la frecuencia para pincharse el dedo, la incapacidad para comer las cosas que mi cuerpo ansiaba, el conteo de carbohidratos constantes, la programación de los alimentos. Una vez más estaba equivocada. A través de toda mi investigación acerca de la diabetes gestacional, la ayuda de un nutricionista y mi médico, aprendí a controlar mi diabetes gestacional con pocas molestias.

Retomando el control cuando se tiene diabetes gestacional
Una de las cosas más difíciles de aprender con respecto a la condición de diabetes gestacional, era la manera de reducir mis niveles de azúcar en la sangre durante la mañana. Como dije anteriormente, mi doctor quería ver mi glucemia por debajo de 100. Al principio, casi todas las mañanas mis niveles estaban entre 110 y 125.

¿Cómo logré corregir esto? Descubrí que comiendo un bocadillo de alto contenido proteínico justo antes de acostarme, podía mantener esta lectura entre 80 y 95. Varias mujeres que sufren diabetes gestacional han tenido éxito con aperitivos como el yogurt, el queso y sándwiches de ensalada de huevo.

Ok, así resolví la primera lectura del día. Ahora tenia que bajar la lectura de glucosa después de las comidas.

A pesar de tratar de comer más sano, mi número todavía oscila entre 130 y 160. Después de hablar con un nutricionista y aprender a contar los carbohidratos, fui capaz de mantener mis niveles bajo control.
¿Cómo mantener en control a la diabetes gestacional?Para el desayuno, me asignaron 15 gramos de carbohidratos. Como regla general, me comía dos rebanadas de tocino, una salchicha de desayuno o un huevo revuelto con una rebanada de pan integral tostado y una taza de leche al 2%.

Para mis meriendas (a media mañana y en la tarde) se me permitió 30 gramos de carbohidratos, y generalmente elegía una sola porción de yogurt regular.

Para el almuerzo y la cena me dijeron que podía comer entre 60 y 75 gramos de carbohidratos. Estas dos comidas eran mucho más fáciles de manejar ya que ofrecían muchas más opciones, e incluso podía incluir comida rápida cuando era necesario.

Aprender a comer a la misma hora cada día es muy importante. Cada comida la tenia programada exactamente con tres horas de diferencia. Esto me ayudó a recuperar los niveles saludables de glucosa durante mi diabetes gestacional.

Mis números se mantuvieron un poco altos incluso comiendo sólo lo que el médico me recomendó, así que eventualmente tuve que inyectarme insulina. Sin embargo, una pequeña dosis de insulina era todo lo que necesitaba para llegar a esos números tan buscados.

Muchas mujeres que sufren diabetes gestacional han dicho que el ejercicio, aunque sea a ritmo lento después de cada comida, les impidió tener que comenzar un régimen de insulina. Desafortunadamente, yo estaba en cama y no podía hacer esto, sino nunca hubiera necesitado de la insulina.

Por último, hay que mantenerse hidratado. Yo tenía una regla inquebrantable de beber 2 litros de agua por día.
Comida rápida y la diabetes gestacional
Muchas de las mujeres que tienen diabetes gestacional sienten que pierden el derecho a la comida rápida durante el periodo de embarazo, pero esto no es necesariamente cierto.

Como he dicho antes, cada mujer y cada cuerpo es diferente asi que es mejor consultar con su nutricionista primero. Sin embargo, en mi caso me di cuenta que podía comer una variedad de comida rápida aunque sufriera de diabetes gestacional. Algunos ejemplos de comidas rápidas que me mantuvieron dentro de los carbohidratos permitidos sin sobrepasar el nivel de azúcar fueron los siguientes:

■BigMac de McDonald con 15 papas fritas
■6 pulgadas en pan integral de un sándwich Subway de pollo y tocino
■2 piezas de pollo KFC
■Burger King Whopper junior con 5 papas fritas
■2 pedazos de Pizza Hut de pepperoni (tamaño mediano)
Recuerde preguntar a su nutricionista si puede incluir estas comidas en su dieta. Aunque la comida rápida se pueda ingerir durante el embarazo con diabetes gestional, es mejor no abusar, ya que lo ideal es comer alimentos naturales y frescos por el bienestar del bebé. Aunque si quiere darse un pequeño gusto de vez en cuando, tal vez su nutricionista le indique que le es permitido.

El momento del parto…

Finalmente llego el día del parto. La enfermera comprobaba mi nivel de azúcar cada dos horas. A pesar de que mi nivel de glucosa se elevo un poco de lo normal (aunque no fuera del rango permitido), una vez que el parto comenzó mis niveles de azúcar eran perfectos.

Aunque mis niveles de glucosa regresaron a la normalidad después del parto, la mayoría de las mujeres que son diagnosticadas con diabetes gestacional también pueden ser diagnosticadas con diabetes tipo 2 dentro de los siguientes diez años (aunque sus niveles de glucosa en la sangre vuelvan a lo normal después del nacimiento). Por eso, he tenido mucho cuidado de seguir una dieta saludable y la práctica de un régimen estricto de ejercicios.

Casi tres años después del nacimiento de nuestra hija, estoy en un peso más saludable que antes del embarazo y me siento mucho mejor después de haber pasado la diabetes gestacional.

La diabetes gestacional puede parecer injusta y muy deprimente al principio. Sin embargo, las restricciones, dietas y preocupaciones no son nada cuando uno tiene al bebé entre los brazos.

Esto no pretende ser o sustituir los consejos médicos. Recuerde que las recomendaciones del médico están sujetos a variar y debe seguir las pautas de su médico personal. Si conoce a otras personas con diabetes gestacional compártales esta página. No están solas contra la enfermedad de la diabetes gestacional.

Fuente: Diabetes del Mundo
Posteado por: diabeticosperu | 18 de agosto de 2012

Identificación de Factores de Riesgo para Prevenir la Diabetes

http://www.minsa.gob.pe/portada/Especiales/2011/diabetes/test.asp

Posteado por: diabeticosperu | 31 de julio de 2012

Asociación Americana de la Diabetes

Aquí te damos 10 razones muy poderosas, respaldadas por la American Diabetes Association (Asociación Americana de la Diabetes),

Mejor control del nivel de la glucosa en la sangre. La actividad física ayuda a quemar calorías (por lo tanto a usar más glucosa o azúcar como combustible). También hace que el cuerpo sea más sensible a la insulina, por lo que utiliza más eficazmente la que produce tu cuerpo.

Presión arterial más baja. El ejercicio ayuda a tu corazón a bombear la sangre con más fuerza y con un ritmo más lento.

Mejor control de los niveles de los lípidos (grasas) en la sangre. Mediante el ejercicio puedes reducir tu nivel de colesterol de baja densidad (LDL) o colesterol “malo” y el de los triglicéridos, mientras que aumentas el del colesterol de alta densidad (HDL) o colesterol  “bueno” que ayuda a proteger tu corazón.

Reduce la cantidad de medicamentos o de insulina que necesitas tomar. Como el ejercicio te ayuda a perder peso y a mejorar el control de tu glucosa, con el tiempo puedes necesitar menos insulina o medicamentos.

Pérdida de sobrepeso. Una rutina regular de ejercicio te ayuda primero a perder los kilos de más y/o a mantener el peso en su nivel correcto al quemar las calorías adicionales. Es importante que consultes a tu doctor antes de seleccionar un plan de ejercicios, para que él o ella te aconsejen acerca qué tipo de ejercicio es el mejor para tu condición y tu estado físico.

Disminuye los riesgos de otros problemas de salud. El ejercicio puede reducir tu riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un accidente cardiovascular. Además, reduce la pérdida de densidad ósea y ayuda a prevenir algunos tipos de cáncer.

Más energía y mejor sueño. Te sentirás con más ánimo y energía para realizar tus actividades diarias y de noche podrás descansar mucho mejor.

Menos estrés, ansiedad y depresión. El cuerpo no es el único que se beneficia con la actividad física. Con un cuerpo fortalecido mejora también tu estado de ánimo.

Mayor flexibilidad. Al poco tiempo de comenzar a ejercitarte, verás el cambio en tu cuerpo, que poco a poco se hará más flexible. Podrás moverte mejor y sin experimentar molestias.

Advertencia para las personas diabéticas:

Seguramente tu médico te aconsejará que revises tu nivel de glucosa en la sangre antes y después de ejercitarte. Y la razón es: al hacer ejercicio, el cuerpo necesita energía adicional (en forma de glucosa) para los músculos en movimiento. Cuando realizas ejercicios moderados de forma continua, los músculos necesitan hasta unas 20 veces más la cantidad normal de glucosa que normalmente utilizan. Esto puede bajar tu nivel de glucosa en la sangre. Por otro lado, el ejercicio intenso, puede tener el efecto opuesto, ya que el cuerpo lo interpreta como una forma de estrés y libera hormonas que le avisan al organismo que debe aumentar la cantidad de glucosa para brindarle más energía a los músculos. Si te sucede esto, es posible que necesites administrarte insulina después de una sesión intensa.

Si tu nivel de glucosa en la sangre es muy elevado, pospón la sesión de ejercicios hasta que llegue a un nivel normal.

Bebe bastante líquido antes, durante y después de la sesión de ejercicios.

Ten a la mano algún tipo de alimento o merienda (snack) en caso de que tu nivel de glucosa se baje demasiado después de ejercitarte.

Posteado por: diabeticosperu | 31 de julio de 2012

Higiene Corporal del Diabético

Especialmente las personas con diabetes, deberán ducharse a diario, siendo preferible la ducha al baño en tina o bañera, si usa esta última, es conveniente salir del agua antes de que la piel se arrugue e, incluso, llegue a agrietarse; es decir, el baño no deberá durar más de cinco minutos.

El agua debe estar tibia. Para comprobar la temperatura del agua se empleará un termómetro de baño o, en su defecto, se comprobará introduciendo el codo, o el dorso de la mano.

Se usará un jabón suave, de tipo neutro, y se recomienda lavar la piel directamente con la mano, con una manopla de baño suave o una esponja natural; pero no utilizar esponja áspera, cepillo u otro producto que irrite, arañe y/o lesione la piel.

Se deberá prestar especial atención al lavado de las zonas pilosas y de pliegue (axilas, surcos inframamarios y genitales). Nunca se deberán usar polvos de talco en estas zonas, pues resultan abrasivos e irritantes.

Para el secado de la piel se empleará una toalla suave o albornoz, realizando el mismo por compresión (aplicando la toalla para que absorba el agua) y no por fricción (frotando), para evitar traumatismos y erosiones en la piel. Una vez seca, se aplicará sobre toda la superficie corporal una loción hidratante, que contrarreste la sequedad de la piel. Se deberá tener cuidado con el uso de desodorantes, en especial con las presentaciones en aerosol, ya que resecan e irritan la piel, por lo que, aún será más necesario extrema la higiene y el lavado de las zonas donde se apliquen.

Para mantener un adecuado cuidado de la piel en verano, será precisa la utilización de protectores solares de alto nivel de protección, que eviten las quemaduras solares, la aceleración del proceso de envejecimiento de la piel, y que ésta se reseque en exceso. Después de cada exposición al sol será necesaria la aplicación de una crema hidratante que ayude a mantener la hidratación y textura de la piel.

Mención especial merece el cuidado y la higiene de la ropa. La persona con diabetes debe usar ropa cómoda, que no produzca rozaduras, irritaciones, excoriaciones ni traumatismos; limpia, debiendo cambiarla con frecuencia, en especial la ropa interior (panty, brasier y calzoncillo) y los calcetines, que se cambiarán a diario; no excesivamente ajustados y que permita la transpiración.

Se debe consultar con el médico siempre que se observe la aparición de alguna lesión o cambio de coloración en la piel.

Posteado por: diabeticosperu | 31 de julio de 2012

Media para Diabeticos

Es importante que sepas que algunas telas y sus costuras pueden lastimar y producir heridas en la piel, se debe ser muy cuidadoso en el tipo de ropa que usas.

Sin duda uno de los mayores malestares, es el de los pies, el resorte puede sofocar al pie e incluso las costuras pueden ser muy molestas y no permitir caminar bien, afortunadamente, hoy en día hay diferentes opciones de calcetines para diabéticos que proporcionan mayor comodidad.

Los calcetines para diabético no tienen compresión ni borde elástico superior, para no comprimir y bloquear la circulación sanguínea(A), son anatómicos y se adhieren al pie sin hacer pliegues molestos a la planta del pie (B), y la costura es plana para evitar molestos roces (C).

En el mercado hay diferentes marcas y modelos de medias para diabéticos, pero todos deben cubrir con por lo menos estos tres puntos básicos. Recuerda que ser diabético no es significado de sufrir, siempre hay una alternativa para tener una mejor calidad de vida.

Posteado por: diabeticosperu | 31 de julio de 2012

El Pie Diabético

El pie diabético pierde sensibilidad al calor y al dolor, quedando expuesto a problemas relacionados con lesiones, pudiendo tener su desenlace en una amputación. Dadas estas circunstancias hacen necesario el uso de zapatos especializado para proteger los pies.

Están especialmente diseñados para cuidar los pies de las personas con problemas de circulación y pies delicados, lo que los hace adecuados para el pie diabético. Al ser muy cómodos, disminuyen el cansancio, previenen la formación de ampollas, callosidades, zonas rojas o lesiones.

Algunos modelos cuentan con plantillas magnéticas, con un imán ubicado en el área del metatarso, que mejora la circulación de la sangre en los pies.

Como están hechos de materiales antibacteriales, disminuyen las infecciones por hongos.

 

Posteado por: diabeticosperu | 31 de julio de 2012

Dieta para Diabéticos

Una alimentación sana ayuda a mantener el azúcar de la sangre en un nivel adecuado. Es una parte fundamental del manejo de la diabetes, ya que controlando el azúcar en la sangre (glucemia) se pueden prevenir las complicaciones de la diabetes.

Una alimentación saludable para un diabético incluye:

  • Limitar alimentos con altos contenidos de azúcar
  • Comer porciones pequeñas a lo largo del día
  • Prestar atención a cuándo y cuánta cantidad de carbohidratos consume
  • Consumir una gran variedad de alimentos integrales, frutas y vegetales
  • Comer menos grasas
  • Limitar el consumo del alcohol
  • Usar menos sal

• Alimentos Prohibidos
Azúcar refinado (sustituir por edulcorante), miel, caramelo, dulces (chocolate, pasteles, tartas, etc.), grasas (nata, manteca, y demás), bebidas con alcohol, o refrescos azucarados

Alimentos Restringidos
– Hidratos de carbono (pan, pastas, arroz, harinas, cereales, papas o patatas, calabazas, etc.), se deben ingerir todos los días 4 raciones.
– Lácteos (es aconsejable los descremados o desnatados), se deben tomar todos los días 3 raciones.
– Frutas, se pueden comer 3 piezas al día.

• Alimentos Permitidos
– Verduras y hortalizas
– Carnes y pescado (incluye fiambres de pavo o pollo)
– Calabaza, espárragos, tomates, col, espinacas y acelgas.

Posteado por: diabeticosperu | 31 de julio de 2012

Consejos para los Diabeticos

La Asociación Americana de Diabetes (ADA) recomienda 150 minutos semanales de actividad física y un plan alimentario específico.

Cada vez son más los médicos y profesionales de la salud que les indican a sus pacientes que hagan ejercicios físicos de manera rutinaria, como parte del tratamiento. ¿Y a ti, ya te han recetado una rutina de ejercicios?

Una de las características de la sociedad actual es el sedentarismo. Con tantos estímulos detrás de alguna pantalla, ya sea por placer o trabajo, sumado a la gran cantidad de empleos que requieren que los trabajadores permanezcan sentados durante varias horas del día, es difícil poner el cuerpo en movimiento.

Sin embargo, cada vez se han demostrado más los beneficios del ejercicio físico para la salud, desde ayudar a prevenir el cáncer, la diabetes y las enfermedades del corazón hasta ayudar a combatir el estrés, el insomnio, la pérdida de la memoria y el riesgo de desarrollar demencia, entre otras cosas.

http://www.vidaysalud.com/

Posteado por: diabeticosperu | 31 de julio de 2012

El ABC de la Diabetes.

representa la prueba A1C. Esta prueba mide el nivel promedio de su glucosa sanguínea durante los últimos tres meses. Debe hacerse esta prueba por lo menos dos veces al año. En la mayoría de las personas la meta de la prueba A1C es tener un puntaje inferior a 7.

representa la presión sanguínea, una medida de cuánto tiene que trabajar su corazón para mantener circulando la sangre. La meta de la mayoría de las personas con diabetes es tener una presión sanguínea de menos de 130/80.

C representa el colesterol, una grasa que se encuentra en su sangre. Hay dos tipos de colesterol: LDL o colesterol malo y HDL o colesterol bueno. La meta para la mayoría de las personas con diabetes es mantener los siguientes niveles:

El colesterol LDL menor de 100.

El colesterol HDL sobre 40 (para hombres > 40 y para mujeres > 50).

Para evitar problemas causados por la diabetes, visite a su equipo de cuidados médicos por lo menos dos veces al año. Si cualquier problema se identifica y trata a tiempo se podrá evitar que empeore. Pregunte también sobre cómo la diabetes puede afectarle los ojos, el corazón, los riñones, los nervios, las piernas y los pies.

• Participe activamente en el cuidado de su diabetes. Trabaje junto con su equipo de cuidados de la salud para crear un plan adecuado de alimentación y actividad física que usted pueda seguir.

Posteado por: diabeticosperu | 31 de julio de 2012

Tipos de Diabetes

Los tres tipos de diabetes más comunes son:

Diabetes tipo 1— en este tipo de diabetes, el cuerpo no produce insulina. Las personas con diabetes tipo 1 necesitan insulina todos los días.

Diabetes tipo 2— en este tipo de diabetes, el cuerpo no produce suficiente insulina o no la utiliza bien. Algunas personas con diabetes tipo 2 tienen que tomar pastillas para la diabetes, insulina o ambas cosas. La diabetes tipo 2 es la forma más común de diabetes.

Diabetes gestacional— este tipo de diabetes puede ocurrir cuando la mujer está embarazada y aumenta el riesgo de que tanto la madre como su hijo desarrollen diabetes en algún momento de sus vidas.

 

Older Posts »

Categorías