Posteado por: diabeticosperu | 18 de agosto de 2012

Diabetes Gestacional

La diabetes gestacional ha llamado a mi teléfono en estas dos últimas semanas… dos amigas… dos embarazos… y la temida “dulzura” haciendo aparición en las pruebas… entregué con todo mi cariño la información que me pedían… y tratando de quitarles el susto de encima, mis palabras solo enfatizaron el cuidado de estos meses… el mantener el equilibrio en todo…
Agrego esta nota sobre DIABETES GESTACIONAL, dedicada a mis dos amigas Laura y Esther

La mayoría de las mujeres se dan cuenta que sufren diabetes gestacional al realizarse una prueba de tolerancia a la glucosa entre la semana 24 y 28 del embarazo. Sin embargo, es posible evitar problemas de salud graves si la futura madre se encuentra informada acerca de esta condición médica. Esto es importante ya que la diabetes gestacional podría afectar la salud tanto de la madre como la del bebé.

Una historia de diabetes gestacional
Hace 3 años, mi doctor me dijo que tenía demasiado líquido amniótico y me mando a realizarme la prueba de glucosa. Las sospechas se confirmaron con un resultado de 184 (el rango normal es de 130 a 140) Oficialmente me diagnosticaron con diabetes gestacional.

¡Fue una noticia devastadora para mí! Yo estaba desesperada por entender cómo me pudo suceder a mí. Después de todo, nunca tuve diabetes gestacional en mis dos embarazos anteriores. Yo no tenía exceso de peso, incluso para el embarazo. Mi dieta no era tan horrible. No había antecedentes de diabetes en mi familia, ni siquiera en la familia lejana. En mi negación pensé que había sido diagnosticada erróneamente, pero no fue así.

Tras la confirmación de la diabetes gestacional, me dijeron que tenia que monitorear mi nivel de azúcar cuatro veces al día: en ayunas (15 minutos después de despertarme por la mañana) y 2 horas después del desayuno, el almuerzo, y la cena. Me recomendaron que mis lecturas debían ser inferiores a 100 para el ayuno y menos de 120 dos horas después de las comidas.

Hasta ese momento pensaba que mi dieta no era tan mala, pero al tener diabetes gestacional me encontre que al comer un plato de cereal mi lectura de glucosa subia a 180. Después de comer una porción de lasaña, mi lectura dos horas después del almuerzo era de 212.

Lloré durante varios días. Investigué todo lo que pude acerca de la diabetes gestacional. A veces sentía que no podría llegar al momento del parto y me preocupaba el bienestar de mi bebé. Seguí investigando recomendaciones para la diabetes gestacional. Los días empezaron a alargarse, ya que en mi mente no estaba enfocada en el parto sino en esta horrible enfermedad.

Pensé que no podía hacerlo: la frecuencia para pincharse el dedo, la incapacidad para comer las cosas que mi cuerpo ansiaba, el conteo de carbohidratos constantes, la programación de los alimentos. Una vez más estaba equivocada. A través de toda mi investigación acerca de la diabetes gestacional, la ayuda de un nutricionista y mi médico, aprendí a controlar mi diabetes gestacional con pocas molestias.

Retomando el control cuando se tiene diabetes gestacional
Una de las cosas más difíciles de aprender con respecto a la condición de diabetes gestacional, era la manera de reducir mis niveles de azúcar en la sangre durante la mañana. Como dije anteriormente, mi doctor quería ver mi glucemia por debajo de 100. Al principio, casi todas las mañanas mis niveles estaban entre 110 y 125.

¿Cómo logré corregir esto? Descubrí que comiendo un bocadillo de alto contenido proteínico justo antes de acostarme, podía mantener esta lectura entre 80 y 95. Varias mujeres que sufren diabetes gestacional han tenido éxito con aperitivos como el yogurt, el queso y sándwiches de ensalada de huevo.

Ok, así resolví la primera lectura del día. Ahora tenia que bajar la lectura de glucosa después de las comidas.

A pesar de tratar de comer más sano, mi número todavía oscila entre 130 y 160. Después de hablar con un nutricionista y aprender a contar los carbohidratos, fui capaz de mantener mis niveles bajo control.
¿Cómo mantener en control a la diabetes gestacional?Para el desayuno, me asignaron 15 gramos de carbohidratos. Como regla general, me comía dos rebanadas de tocino, una salchicha de desayuno o un huevo revuelto con una rebanada de pan integral tostado y una taza de leche al 2%.

Para mis meriendas (a media mañana y en la tarde) se me permitió 30 gramos de carbohidratos, y generalmente elegía una sola porción de yogurt regular.

Para el almuerzo y la cena me dijeron que podía comer entre 60 y 75 gramos de carbohidratos. Estas dos comidas eran mucho más fáciles de manejar ya que ofrecían muchas más opciones, e incluso podía incluir comida rápida cuando era necesario.

Aprender a comer a la misma hora cada día es muy importante. Cada comida la tenia programada exactamente con tres horas de diferencia. Esto me ayudó a recuperar los niveles saludables de glucosa durante mi diabetes gestacional.

Mis números se mantuvieron un poco altos incluso comiendo sólo lo que el médico me recomendó, así que eventualmente tuve que inyectarme insulina. Sin embargo, una pequeña dosis de insulina era todo lo que necesitaba para llegar a esos números tan buscados.

Muchas mujeres que sufren diabetes gestacional han dicho que el ejercicio, aunque sea a ritmo lento después de cada comida, les impidió tener que comenzar un régimen de insulina. Desafortunadamente, yo estaba en cama y no podía hacer esto, sino nunca hubiera necesitado de la insulina.

Por último, hay que mantenerse hidratado. Yo tenía una regla inquebrantable de beber 2 litros de agua por día.
Comida rápida y la diabetes gestacional
Muchas de las mujeres que tienen diabetes gestacional sienten que pierden el derecho a la comida rápida durante el periodo de embarazo, pero esto no es necesariamente cierto.

Como he dicho antes, cada mujer y cada cuerpo es diferente asi que es mejor consultar con su nutricionista primero. Sin embargo, en mi caso me di cuenta que podía comer una variedad de comida rápida aunque sufriera de diabetes gestacional. Algunos ejemplos de comidas rápidas que me mantuvieron dentro de los carbohidratos permitidos sin sobrepasar el nivel de azúcar fueron los siguientes:

■BigMac de McDonald con 15 papas fritas
■6 pulgadas en pan integral de un sándwich Subway de pollo y tocino
■2 piezas de pollo KFC
■Burger King Whopper junior con 5 papas fritas
■2 pedazos de Pizza Hut de pepperoni (tamaño mediano)
Recuerde preguntar a su nutricionista si puede incluir estas comidas en su dieta. Aunque la comida rápida se pueda ingerir durante el embarazo con diabetes gestional, es mejor no abusar, ya que lo ideal es comer alimentos naturales y frescos por el bienestar del bebé. Aunque si quiere darse un pequeño gusto de vez en cuando, tal vez su nutricionista le indique que le es permitido.

El momento del parto…

Finalmente llego el día del parto. La enfermera comprobaba mi nivel de azúcar cada dos horas. A pesar de que mi nivel de glucosa se elevo un poco de lo normal (aunque no fuera del rango permitido), una vez que el parto comenzó mis niveles de azúcar eran perfectos.

Aunque mis niveles de glucosa regresaron a la normalidad después del parto, la mayoría de las mujeres que son diagnosticadas con diabetes gestacional también pueden ser diagnosticadas con diabetes tipo 2 dentro de los siguientes diez años (aunque sus niveles de glucosa en la sangre vuelvan a lo normal después del nacimiento). Por eso, he tenido mucho cuidado de seguir una dieta saludable y la práctica de un régimen estricto de ejercicios.

Casi tres años después del nacimiento de nuestra hija, estoy en un peso más saludable que antes del embarazo y me siento mucho mejor después de haber pasado la diabetes gestacional.

La diabetes gestacional puede parecer injusta y muy deprimente al principio. Sin embargo, las restricciones, dietas y preocupaciones no son nada cuando uno tiene al bebé entre los brazos.

Esto no pretende ser o sustituir los consejos médicos. Recuerde que las recomendaciones del médico están sujetos a variar y debe seguir las pautas de su médico personal. Si conoce a otras personas con diabetes gestacional compártales esta página. No están solas contra la enfermedad de la diabetes gestacional.

Fuente: Diabetes del Mundo
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: